Me parece interesante hacer un recorrido de cómo ha evolucionado el beatmaking hip hop en España y cómo han ido cambiando las cosas con el imparable avance tecnológico.

 

Tecnología de los 90s vs Tecnología actual.

Esto no es un cliché retro, a principios y mediados de los 90 era realmente difícil hacer música para aquellos que no eramos de tocar guitarras ni nada de eso. Por aquel entonces, se estilaba el hacer bucles (loops) con cintas de casete con radio-casetes de doble pletina, o los más avanzados con multi-pistas de cinta y algunos sintes (sólo al alcance de unos pocos con conexiones con «músicos de verdad»). Cuando empezó a programarse música en los -exclusivos- Atari y Amiga, se abrió un mundo de posibilidades frente a los costosos instrumentos analógicos. La primera era digital y sus trackers, con programación pura y dura, nota a nota, de cada tema.

Para que te hagas una idea, así se veía el tracker en los equipos antes incluso de la era Windows. Este vídeo no es de mi propiedad.

Mis primeros pasos en el beatmaking.

En 1994, cuando empecé en este mundillo, el que pilotaba su máquina era un amigo de nuestro grupo, que tenía un avanzado pc de sobremesa con 4 megas de RAM y un microprocesador 386. Como tarjeta de sonido una primera Sound Blaster de 8 bits… y ya está. Nada de Windows, nada de disco duro, ni lector de cd, ni qué contar sobre internet. Recuerdo perfectamente la pegatina de «salva el proyecto» pegado al monitor de 13 pulgadas de culo ancho. Recuerdo perfectamente como se colgaba el programa sin previo aviso… eso era beatmaking de algo riesgo.

Si bien no quiero hacer aquí un alegato nostálgico, por aquel entonces nadie que yo conociera sabía que era un MPC, o un SP 1200 o una TR 808. En Sevilla eramos 4 los que teníamos el Fast Tracker que nos lo pasábamos en un disquete de 3 1/4 y con él llegaba la hora de recopilar toda la colección de cds de amigos y familiares y hacer acopio de samples. Porque en el tracker se trataba de eso, de programar la notación MIDI de disparar los samples, aunque nosotros no sabíamos que aquello era MIDI, de hecho, MIDI era un término que nos daba verdadero terror, y el primero que tuvo Cubase tuvo que estudiarse el libro de instrucciones que era como un libro más del instituto.

En este vídeo te enseño algunos de mis beats en Tracker, pero en uno ya de la época tracker.

El avance de la tecnología ha facilitado las cosas, y mejorado el sonido.

La tecnología ha ido avanzando haciendo los pcs más potentes, que a su vez han ido permitiendo cargar más plugins con emulaciones de los sintes hardware cada vez más similares y eso se nota en las producciones de antes y las de ahora. Recuerdo perfectamente como para exportar un solo tema de quizá 15 pistas tardaba más de 1 hora (todo en un estricto formato cd, 44100 hz 16 bits). En este sentido la calidad de sonido de nuestras producciones deben mucho a la tecnología, sin ella las herramientas de producción musical no serían tan accesibles y seguiría siendo cosa de unos pocos afortunados, tanto por instrumentos como por racks de efectos. ¿Cuantos vst cargas en cada proyecto? Imagina tener todo eso en cacharreo físico ¡qué cantidad de dinero y espacio tendrías que invertir!

De la mano de la potencia de la tecnología y la emulación que decía antes, también ha habido un salto de gigante con la calidad de producción compuesta, sin samples, ya que al principio de todo, en aquella época de trackers e incluso con las primeras versiones de Fruity Loops (ahora FL Studio), quien quería hacer composición tenía que usar soundfonts (una especia de banco de sonidos) con calidad de sonido -por ser amables- dudosa, y no sería hasta la irrupción de Reason cuando empezó a notarse como subía la calidad de los primeros romplers y los emuladores digitales, haciendo cada vez «más creible» una producción instrumental «sin instrumentos» y con ella la lenta pero segura invasión de la notación MIDI, dibujar cuadraditos y la familiar ventana de Piano Roll. Samplear era una metodología hip hop pero también una herramienta fácil para los que no sabían ni tocar ningún instrumento ni tenían idea básica de teoría musical, aunque esto sigue siendo así a día de hoy.

En este vídeo explico qué es un DAW y la evolución de este tipo de software conforme ha ido avanzando la tecnología.

Beatmaking en la era del internet de las cosas.

Pero sin ninguna duda, internet fue y está siendo el game-changer. Su acceso casi ilimitado a recursos hace que ya todo sea todo lo fácil que quieras que sea y el empeño que quieras ponerle.
Volviendo al workflow noventero, poca gente tuvo acceso a los vinilos que podían samplear los productores americanos de la época, porque ni llegaba ese catálogo de música aquí, ni había «tradición» de escuchar esos grupos. Es por eso que el hip hop español de los 90 suena «tan distinto» a la golden era americana, aquí tratabamos de sonar como allí con los escasos medios que disponíamos (aunque ahora esté algo de moda samplear spanish oldies, nunca samplear a Jose Luis Perales fue igual que samplear a los Delfonics). Llegó internet y primero aprendimos muchos grupos y mucha historia de música negra que hasta entonces sólo te enseñaban los coleccionables que empezaban en Septiembre. Después llegaron las tiendas por internet y pudimos comprar por catálogo, y las redes p2p y «probar antes de comprar» esos discos para samplear. Hoy en día con Spotify o Youtube no es necesario ni comprar ni descargar, simplemente pulsar play. Sin internet probablemente no tendríamos acceso a la mayoría de música soul, jazz etc que hemos sampleado o sampleamos, y sin esa fuente del sabor original, seguiríamos haciendo algo similar, pero sin terminar de sonar parecido.

El impacto de internet en la formación de beatmakers.

Pero el salto no se queda en el acceso a un catálogo ilimitado y sampleable, o a versiones de evaluación de tu software favorito. Internet ha traído el mayor impulso de la historia, el acceso al conocimiento. Volviendo a cuando yo empecé, los tutoriales que existían era que tu colega, el que te pasaba el programa, te explicaba como funcionaba en un par de tardes y después estabas tú solo frente al software en cuestión. Hoy en día hay toneladas de información a golpe de búsqueda de google, en youtube, en foros, en webs, en texto, en video, material de pago, material gratis… quien no aprende por su cuenta es porque no quiere. Si a eso le sumamos que este acceso es cada vez a edades más tempranas, es la combinación perfecta de mucha información para aprender en una edad perfecta para ello, por lo que hoy en día se puede aprender más, mejor y mucho antes… no es que las nuevas generaciones nos hagan viejos antes, es que corren con zapatillas distintas.

Conclusión.

En conclusión, el avance de la tecnología en general en estos 20 años ha facilitado, en gran medida, tanto herramientas más potentes, como acceso a saber cómo manejarlas, y eso ha contribuido que hoy en día el nivel de beatmaking en España esté a años luz de lo que era, aunque como siempre, hay algo que está más allá de la tecnología y de internet, el talento y el trabajo duro, que es de la persona que maneja la tecnología, y es la clave del éxito sea cual sea la herramienta.

¿Qué cambios tecnológicos has vivido tú?

Seguro que tú también has notado algún salto en tu flujo de trabajo con algún cambio de tecnología. Déjamelo saber en comentarios.

También te pueden interesar:

¿Qué te ha parecido ésto?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Puntuación media 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Si quieres estar al día de contenido como éste y más

¡No me pierdas la pista en redes sociales!

Pin It on Pinterest

¡Corre la voz!

Comparte este contenido con tus contactos